Overblog
Edit post Follow this blog Administration + Create my blog

La Justificacion Que No Salva

Tema: La Justificación Que No Salva

Existen 3 palabras claves que todos conocemos “Salvación Justificación Y Santificación” somos salvos por gracia, justificados “Exonerados” ese es el plan de salvación para todos aquellos que fuimos destituidos. “Es maravillosa esta oportunidad” Dios miró nuestro pecado en la cruz y Jesús se puso de frente para que Dios lo mirara a él y por medio de él fuéramos justificados, es decir “Escondidos detrás de la cruz”

Esa justificación es parte de ese plan y es totalmente legal en nosotros, pero es legal porque viene de Dios y no de nosotros. Es decir, ninguno de nosotros tiene el poder para justificar nuestro pecado delante de Dios.

Miremos el significado de la palabra “JustificaciónCausa, motivo o explicación con que se quiere probar que una cosa es justa o razonable una actitud tan negativa no tiene ninguna justificación. (fuente; The free Dictionary) 

Dentro de toda la causa y las pruebas que existen de nuestro pecado y siendo candidatos a muerte “Fuimos justificados”

Miremos este otro significado “Justificación”  prueba de la verdad o calidad de algo (fuente; The free Dictionary) 

Jesus fue esa prueba y esa verdad por nosotros.

El primer significado es “Sobre nuestro Pecado” y el segundo significado “Jesús en Nosotros” 

“Romanos 8:30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Ahora bien, hay una justificación que no salva, esta es la justificación que usamos para defender todas nuestras acciones.

No podemos confundir la debilidad natural con el poder que ha hecho nuestra concupiscencia en nosotros.

Una palabra famosa para usar esta “Justificación” es “Yo No Le Hago Daño A Nadie” o “Yo Me Siento Bien Conmigo Mismo” es como si tuviéramos una licencia que nos permite y nos da la autoridad para justificar nuestro pecado. “Este Tipo De Justificación No Salva”

Otros culpan a su diablo personal que ellos dicen que es tan malo que los hace pecar.

Muchas veces nuestra debilidad natural es usada para justificar las acciones de nuestra parte “No espiritual” nuestra parte “carnal” la que practica con frecuencias las infracciones que son pecado en el mundo espiritual.

Por ej: No puedes justificar el odio porque te hicieron una ofensa, o no puedes justificar el asecinato porque fuiste maltratado, o no puedes justificar el robo porque tienes hambre.

Todas las anteriores tiene otra manera de solucionarlas lejos de “Justificarlas”

“Juan 8:34 Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; 

Justificarnos nos hace ciegos ante una realidad y nos esclaviza.

Ahora bien un problema que usamos muy común para justificarnos es “Comparar pecado con pecado”

Es decir que muchos dicen: “Hay Gente Que Lo Hace Peor” esta no es la manera correcta, las cosas que trae la tentación a nosotros y la concupiscencia no pueden ser justificadas, tienen que ser arrancadas de nuestra Alma y no pueden ser comparadas con otras.

El pecado es la muerte, es el retroceso de todo lo espiritual, usted me dirá “Pero hay gente que ni son creyentes y les va bien” esa gente no tiene influencia en el mundo espiritual. No trabajan a nivel espíritu porque no lo conocen y por esa razón van desenfrenados a matar su Alma rápidamente. “Su Alma está Muerta” 

El pecado es la muerte del alma, el pecado no está relacionado con posiciones eclesiásticas y ministerios. Muchas personas creen que si no están presidiendo algún ministerio o si no están frente a alguna posición entonces no habrá problemas con eso. “No hay justificación para eso”

Muchos dicen “No me paro al frente” como una Justificación a sus acciones pecaminosas.

Estas no son líneas acusatorias, son las líneas que hablan de el pecado que si lo “Justificamos, no salva”

La justificación que no salva está relacionada con la falta de prosperidad en todas las áreas, claro la más importante es la del Alma.

“Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará;

Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Este tipo de justificación no solo no salva, también trae pobreza en todas las áreas de nuestras vidas. Algunas áreas de nuestras vidas están muy complicadas y estamos en grandes batallas por la justificación constante en sus vidas y la falta de reconocimiento de sus acciones.

Cuando estamos lejos de una relación estable con Dios la mayoría de las veces lo “Justificamos”

No tengo tiempo, el trabajo, la familia y casi todo es una justificación. y poco a poco nos alejamos de Dios.

Usted podrá decirme que sus debilidades son el problema, entonces miremos a Moises el que puso su debilidad física “no sé hablar” soy débil para esto. Dios le dijo: Usa a tu hermano, es decir tu Moises puedes hacer lo correcto “No te Justifiques”

Cuando se trata de debilidades Dios utiliza esas debilidades para hacer la parte fuerte.

 

Por Pedro Luis Davila

 

Back to home page
Share this post
Repost0
To be informed of the latest articles, subscribe:
About me
Pedro Dávila

Pedro Davila pastor en Richmond VA Soy Consejero Cristiano Maestro y Evangelista. Mi mayor Pasión es la lectura y la colección de libros, escribo artículos para el crecimiento de las Personas y nada mejor que servir. Soy apasionado y estudios del tema del Alma, estudiando e investigando constantemente sobre el Alma.

Comment on this post