Overblog
Edit post Follow this blog Administration + Create my blog

Y Si Sucede Algo

Y Si Sucede Algo

Tema: Y Si Me Sucede Algo

Muchas pero muchas más personas están viviendo sujetas al miedo, el miedo está oprimiendo su cuerpo, alma y espíritu. 

Las preocupaciones por el miedo paralizan nuestra capacidad de desarrollarnos propiamente, el miedo paraliza nuestra capacidad de tomar decisiones, paraliza nuestra capacidad de ser libres y lo peor influyen negativamente.

Lo primero que tengo que decirte es que “Dios está determinado a no dejarte nunca solo” de hecho, aunque creas que estás solo o lo sientas, eso no es real. Eso es parte del miedo “Aislarnos” en todos los aspectos y hacernos sentir que estamos solos.

En “Josué 1:9” hay una gran promesa para aquellos que guardan su palabra. 

Tenemos muchas personas con miedo a la muerte, miedo a la enfermedad, miedo al fracaso, miedo a superarse y etc. siempre estamos diciendo “Y SI ME” pasa algo

Vivimos atemorizados constantemente y eso no puede seguir de esa manera.

Todos tenemos metas increíbles, si le preguntas a varias personas sobre sus metas te sorprenderías de escuchar sus respuestas, son metas y sueños increíbles pero hay algo que detiene todas esas metas y sueños. “EL MIEDO” 

Y SI no puedo terminar de estudiar.

Y Si no puedo salir de este problema

Y Si no puedo cumplir con el ministerio

Y Si termino en divorcio

Increíblemente todas estas expresiones salen de nosotros mismos, nosotros somos nuestro mayor obstáculo.

Lo mejor es “Desintoxicarse” del miedo y salir de sus tentáculos. No hay porque temer si Dios está con nosotros.

 

No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino.

Lucas 12:32

Es increíble lo que hace el miedo en nosotros  “afecta el cuerpo” El miedo produce cambios inmediatos en nuestro cuerpo como por ejemplo: se incrementa el consumo de energía celular, aumenta la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre y la actividad de alerta cerebral.

Ante una amenaza nuestro cerebro entra en modo de alerta y ocurren dos cosas, nuestros niveles de adrenalina y cortisol suben. “estado de alerta” Ese cortisol genera en nosotros estados de estrés que afectan todas las emociones.

El problema es que una vez sube el cortisol se tarda varias horas en volver a su estado normal, es decir el miedo en nosotros puede afectarnos por muchas horas. Podemos experimentar cambios en la salud y sentir dolor en el pecho.

Hay una región del cerebro que se llama “la amígdala” que permanece quieta hasta que llegan situaciones de alerta,

Este sistema está constantemente en revisión de nosotros para detectar situaciones de alerta y activarse. “Ojo” este sistema no detecta entre amenazas reales o no reales y por lo tanto si te preocupas por algo que no es real o si te da miedo por algo que no es real estarás en alerta innecesariamente.

Solo calmate, confía y No permitas que el miedo te controle.

Quiero que sepas que es normal sentir miedo, lo que  no es normal es permanecer en miedo “estático” o quieto sin moverte de ese punto.

Otra de las cosas que afecta el miedo es El Alma y paralelamente el Espíritu, entonces pasamos a estado “Desequilibrio” y ese estado es uno de los problemas más comunes en nuestra desconexión con Dios.

La oración aunque muchos no lo dicen necesita equilibrio para que sea altamente productiva. Muchas veces vamos a nuestro momento de oración totalmente alterados de emociones y con miedo.

La oración entonces es desconcentrada y errática “Sin conexión” y terminamos cortando la oración porque pensamos que no estamos adelantando nada.

Deuteronomio 1:29-30

Pero yo les dije: No teman. No les tengan miedo. El Señor su Dios va delante de ustedes, y él peleará por ustedes, como antes vieron que lo hizo por ustedes en Egipto

Es importante vencer tus miedos de una vez por todas y desecharlos para siempre. El miedo puede convertirse en una obsesión que afectará tu vida para siempre. Mientras tengas miedo nada funciona con fluidez.

El miedo te paraliza hasta el punto de apagar tu potencial por completo, no te deja funcionar bien y ser de bendición para otros y para ti.

El que vive constantemente con miedo llegará al punto de sentir una frustración en el Alma y un cansancio del Espíritu grande. Es cuando tu aliento espiritual ya no da para más por la paralización que provoca el miedo en tu vida.

Todos pasamos tormentas y cuando una tormenta llega el miedo puede paralizar nuestra capacidad de sobrevivir a esa tormenta, por esa razón muchas personas piensan que se hunden en sus problemas.

El miedo en muchas áreas puede ser positivo para nosotros, “miedo a no cumplir mis metas por no tomar acción sobre  ellas, eso es algo bueno y ese miedo está bien en nosotros. 

Usa tus miedos para sacar lo mejor de tus fuerzas, usa tus miedos a tu favor para saber que ese miedo no te dejará sin oportunidades. 

Si seguimos viviendo con él “Y Si me sucede Algo” entonces seguiremos asustados y con miedo siempre.

Algunos miedos no están relacionados con  nosotros directamente, están relacionados con terceras personas, ellas hacen la función de atemorizar personas, es decir “Cuidado porque mucha gente vive infundiendo miedo a los demás.

Desde mi óptica y por lo que yo he observado el miedo se abraza a nosotros, y por muchos años puede hacerlo. Muchas personas adoptaron el miedo porque otros los influyó y se abrazaron a ese miedo como medio de escudo o defensa. Esto es la “Memoria de Impacto” lo hemos explicado antes.

La memoria de impacto es cuando por medio de un impacto se graba un recuerdo en nuestras memorias, “eso puede producir miedo” y ese miedo se abraza a nosotros.

Existen dos cosas “El sufrimiento y El trauma” todos sufrimos constantemente pero en el sufrimiento no dejamos de funcionar, es decir nuestro cerebro sigue en funciones aunque estemos sufriendo. Pero cuando se trata de un trauma entonces todo se paraliza y se detiene, ese trauma vivido creó en nosotros mucho miedo.

Ahora que hago cuando tenga ese trauma paralizante y ese miedo ? 

  1. Respira profundo piensa positivamente medita en Dios.
  2. Mientras estés en crisis procura no estar solo o sola. “El apoyo de alguien más hace que el trauma cambie. 
  3. Lee la Biblia , libros de preferencia, libro de crecimiento o alguna obra cómica o divertida para alegrar tu alma. “elige tu”
  4. Ora o medita porque hay poder en la oración y la meditación.
  5. El silencio ayuda porque te hace reflexionar sobre muchas cosas y ejercita el pensamiento.
  6. La obra social es muy buena, alegra el Alma y el Espíritu.

Tú puedes porque eres “Un vencedor” “Una Vencedora” tu puedes y la fuerza para hacerlo está en ti mismo.

Romanos 8:37

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Todos nosotros tenemos una voz interior, esa voz interior nos habla todos los días. Esa voz es la misma que nos dice “Y SI” algo sucede.

Cuando nosotros estamos abrazados al miedo esa voz solo hablara de Miedo. 

Tenemos que educar esa voz, ese lenguaje debe cambiar y ser modificado e impulsado para que esa voz hable positivamente dentro de nosotros.

¡¡Cómo lo hago !! 

  1. Alejate de todo lo negativo y lo que no edifica.
  2. Limpia tus redes sociales de todo lo que es negativamente influyente.
  3. Haz una lista de todas las personas que aportan a tu vida seguridad y confianza y socializar más con ellas.
  4. Haz una lista de todas las personas que aportan inseguridad y desconfianza a tu vida y comienza a desligarse de ellas “con sabiduría” la intención no es ofender a nadie.
  5. Escuchar una buena selección de música de adoración, clásica o romántica.

¿Por qué es necesario hacer todas estas cosas? Porque todo esto afecta nuestra mente de manera negativa.

Leer noticias negativas, peleas, desastres naturales o conflictos alteran tu pensamiento.

Conversaciones que no edifican es primordial eliminarlas para tener mejores pensamientos.

Inclusive leer o escuchar a muchos cristianos es un veneno para el Alma


Observemos a Moises luego de Jehova hablarle tan claro como a nadie más. De hecho varias veces hubieron sucesos donde Moises estába atemorizado. 

Hechos 7: 31 Moisés tuvo mucho miedo, pero se acercó para ver mejor lo que pasaba. Entonces Dios, con voz muy fuerte le dijo: 32 “Yo soy el Dios de tus antepasados. Soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.”

Esa fue la respuesta de Dios a Moisés “Yo Soy Dios” y no ahora, soy el Dios de tus antepasados. “Soy el Dios de siempre”

Para terminar recuerda esto. Dios está contigo No temas.

 

Por Pedro Davila

 

Back to home page
Share this post
Repost0
To be informed of the latest articles, subscribe:
About me
Pedro Dávila

Pedro Davila pastor en Richmond VA Soy Consejero Cristiano Maestro y Evangelista. Mi mayor Pasión es la lectura y la colección de libros, escribo artículos para el crecimiento de las Personas y nada mejor que servir. Soy apasionado y estudios del tema del Alma, estudiando e investigando constantemente sobre el Alma.

Comment on this post